LOS PREVIOS

Hacía ya tiempo que sabíamos que para activar este tercer poro, necesitábamos una concha de gran tamaño. No teníamos mucha idea de donde la íbamos a sacar, pero una persona afín al proyecto nos la regaló, la ofrendó con mucho amor.

Nos reunimos entonces en la playa del Cavaió, en el Mediterráneo, las cuatro integrantes del Proyecto Coral, junto con Gesla, la recién incorporación para la rama Ancestral del Proyecto Coral. Estábamos de lo más entusiasmadas, ya teníamos en nuestras manos el material, sentíamos una vibración preciosa y la incorporación de Gesla, le daba al Proyecto un nuevo aire.

Teníamos comprados los billetes para tres días, pues la información que nos llegó era que la activación se haría en tres fases, y que eran necesarias varias horas de diferencia entre un trabajo y otro.

De repente nos informaron de que la compañía aérea hacía huelga y rápidamente tuvimos que encontrar una solución para este viaje, decidimos entonces ampliarlo con dos días más. Una vez allí, vimos que este hecho casual, era en realidad un regalo necesario porque todo lo que se fue abriendo durante la desobturación requería de tiempo, de consciencia y de energía para poder ir acompañándolo.

 

LA HISTORIA DE ESTE PORO

La historia de la obturación de este poro se remonta muchos años atrás, concretamente hace más de 2500 años. Este poro es muy amplio, tomando gran parte de mar y algunas zonas de tierra.

La desobturación se podía hacer desde diferentes lugares del poro, desde los que teníamos acceso por tierra. Escogimos North Tolsta porque era, en principio, el mejor lugar en accesibilidad de avión y tren…. Una vez allí descubrimos que el motivo real para escoger ese lugar era porque la obturación había comenzado concretamente en esa misma playa a la que nos dirigíamos. Era sin lugar a dudas, el mejor lugar posible para desobturar este tercer poro.

En aquellos tiempos, la separación entre la realidad tangible y la energética era mucho menor que en los tiempos actuales. Había muchas personas que manejaban el arte de la magia, y algunas de estas personas, con ansias de poder, quisieron tomar de la comunidad marina un objeto, una piedra negra que parecía ser muy valiosa y que era justamente la guardiana del poro.

Eso inició una lucha entre algunos miembros de la comunidad humana y la comunidad marina que acabó desembocando en una guerra que duró acerca unos 120 años. Esta guerra era sobre todo, a través de accidentes climatológicos como rayos, truenos, tempestades, huracanes… Y en la que murió la mucha gente, trajo miedo y oscuridad a la zona.

Finalmente, los guardianes de esta piedra preciosa, que eran a la vez los guardianes del poro por el que madre Tierra respiraba, decidieron ellos mismos obturar el poro para protegerlo y para que la piedra no cayera en manos de aquellos que no podían entender su verdadero valor.

El poro se apagó y con este cierre, gradualmente el lugar fue perdiendo luz y se llenó de miedo y oscuridad.

 

LAS FASES DE LA DESOBTURACIÓN

Al tratarse de uno de los poros más grandes que vamos a desobturar a lo largo del Proyecto, necesitábamos tiempo para que el proceso fuera suave, armonioso y verdadero.

La primera fase se iniciaba el jueves por la tarde con la llegada a la playa. Cuando llegamos al lugar nos quedamos maravilladas con su belleza salvaje. Una playa llena de dunas donde el verde casi llegaba hasta el mar, y muchos corderos y ovejas pastoreaban en sus prados muy cerca del agua. Riachuelos surgiendo de los prados y belleza infinita allá donde mirábamos.

No teníamos muy claro cómo iba a ser todo el proceso, ni que tendríamos que hacer. Así que, escuchando a Poseidón, nos fuimos hacía un rincón de la playa donde había muchas rocas. Poseidón, nos hizo darnos cuenta de que, entre las rocas, se generaba una especie de cuenco de unos 2 metros de diámetro aproximadamente. Nos invitó entones, a poner la concha en un lugar con poquita arena y a activar el espacio colocando una columna de luz que se conectaba con la concha.

La concha que llevaba toda la energía de la materia consagrada con la fuerza de los 5 elementos, era capaz de hacer de portal de luz de elevada vibración y traerla a ese lugar. Al hacer eso, Poseidón nos explicó que ese pequeño lugar, ese pequeño cuenco, volvía a ser un lugar sagrado.

A través de cantos y de celebración, pudimos acompañar el proceso de llenado de ese pequeño cuenco que duró toda la noche y la mañana siguiente. Cada una de nosotras, sintió en su cuerpo físico a lo largo de toda esa tarde, diferentes sensaciones que tenía que ver con los hechos acontecidos muchos años antes. También nos llegaron muchas imágenes.

Cuando al día siguiente nos acercamos a la playa, enseguida notamos que ya tenía otra vibración. Pudimos acercarnos a esa especie de cuenco que llevaba todas esas horas llenándose y percibir cuando poníamos los pies dentro, la energía que nos llegaba hasta la ingle e incluso la cintura.

Una energía muy tangible, muy real y de una fuerza y una belleza únicas.

Siguiendo las indicaciones de Poseidón, una de nosotras se quedó en el centro del cuenco y las otras dos, nos distribuimos por la playa con la intención de ir tomando energía del cuenco pequeño para llevarla a todo el perímetro de la playa y a los acantilados que rodeaban. De forma que acaba quedando una media luna de unos 10 kilómetros de diámetro, generándose un cuenco de recepción inmenso que abarcaba tierra y mar.

Los seres del mar se mostraron muy presentes y fueron los encargados de mantener localizada aquella energía. Ellos, desde el inicio nos recibieron con muchísima alegría y los brazos abiertos, hacía más de 300 años que les habían informado que un día vendrían unas almas para desobturar aquel poro. Cuando nos llegó esta información nos estremecimos profundamente.

El tercer día, cuando nos acercábamos a la playa notamos rápidamente que la energía del lugar estaba muy diferente, brillaba el sol en el cielo y brillaba el mar con sus reflejos.

Nos inundó mucha alegría, celebración.

La desobturación del poro estaba próxima y siguiendo las indicaciones de Poseidón nos abrimos a la tercera fase.
Era el momento de hacer la ofrenda de la concha al mar. Con este acto, se daba lugar a la reapertura de este poro. En las siguientes horas, el poro fue creciendo de forma gradual aparentemente de manera lenta, lo que estaba sucediendo en realidad era que estaba centrándose en tomar profundidad para después poder expandirse.

Después de tirar la concha al mar, Diosa Gisela nos dio la información de que la total desobturación se haría a las tres semanas de haber lanzado la ofrenda.

Esta apertura es de vital importancia, pues este poro es el encargado de distribuir la energía que llega al Ártico y expandirla hasta el Atlántico. Para ello, el lugar debe estar oxigenado, bien alimentado de la energía del cielo y la tierra. Y el poro de respiración es vital para que el trabajo sea efectivo y fluido.

Contaros que los poros de respiración se relacionan unos con los otros, así que el hecho de haber desobturado Brasil con anterioridad hace más efectivo esta apertura, retomando una nueva energía después de años de haber sido clausurada.

La energía ahora llega bien del Ártico y se puede distribuir hacia el Atlántico para expandirse a otros lugares, tocando también así nuestro segundo poro Brasil.

Con el tiempo iremos desobturando más espacios y esta red de poros contendrá cada vez lugares más sanos y más equilibrados. Las consecuencias para los ecosistemas tienen un valor incalculable, pues les da flexibilidad, salud y la energía necesaria para llevar a cabo los procesos energéticos y biológicos.

Con la ofrenda ya finalizada, celebramos con una energía de felicidad, de agradecimiento, de júbilo, risas y alegría. La celebración amorosa fue una parte importante en todo este proceso, porque este poro retomaba el amor que lo caracterizaba.

Contaros también como anécdota que desde el principio percibimos es que este poro, era un poro que ayudaba mucho a desbloquear el centro afectivo o chacra corazón. Nos llegó una imagen donde subía una especie de río rojo desde el suelo hasta el corazón de las personas, les abría a la capacidad de sentir y esto beneficiaba a todas las comunidades que viven en la zona.

Muchas gracias por vuestra atención y tiempo, desobturar este poro fue muy muy especial y grandioso, gracias.

escocia 2019 proyecto coral vista aerea

escocia 2019 proyecto coral señales

escocia 2019 proyecto coral piedras merce

escocia 2019 proyecto coral patricia y carmen

escocia 2019 proyecto coral mar patricia

escocia 2019 proyecto coral carmen arbol

escocia 2019 proyecto coral paisaje

escocia 2019 proyecto coral manos

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: ASOC PROYECTO CORAL.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a SITEGROUND que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver detalles...
Privacidad