PREVIOS

Supimos que teníamos que viajar al Mar Negro cuando salimos de la isla de Menorca en noviembre de 2019, al terminar allí el primer trabajo de desobturación del poro del Mediterráneo. En seguida planeamos nuestro viaje a Odessa (Ucrania) para la siguiente primavera, pero en marzo de 2020 llegó el Covid-19 y paralizó todos nuestros planes hasta que se pudo volver a viajar.

Cuando llegó el momento, los Seres de Luz nos dijeron que teníamos que volver a Menorca porque el trabajo realizado había perdido fuerza y necesitamos reactivarlo antes de ir al Mar Negro. Así lo hicimos, y en noviembre de 2021 fuimos a Menorca para reactivar y el trabajo fue fantástico.

Fue al salir de Menorca cuando nuestros guías nos informaron de que no podríamos ir a Odessa, Ucrania porque no sería seguro para nosotras. Aunque todavía no había estallado la guerra y no sabíamos  a qué se referían los guías, hicimos caso y planeamos nuestro viaje al Mar Negro desde Turquía, entendiendo más adelante el porqué de este cambio cuando en marzo de 2022 se produjo la invasión de Rusia sobre tierras Ucranianas.

Viajamos entonces 3 componentes del Proyecto Coral junto con Gesla, que emprendió el viaje desde el Mediterráneo hasta el Mar Egeo junto con otros seres del mar. Además, a lo largo del viaje más seres se fueron uniendo a su grupo para ayudar a sostener el proceso que estaba por venir.

Ruta de viaje de Gesla y otros seres marinos hasta el Mar Egeo.

HISTORIA DEL PORO

A través de diferentes canalizaciones vimos se trataba de un poro antiguo que fue obstruidomhace unos 4500- 5000 años. Está situado en un lugar estratégico del planeta y a la vez, el mismo poro, es un lugar de relevancia porque se trata de un vórtice energético donde se alquimizaba la energía que después se repartía al resto del planeta. Era un lugar que funcionaba armónicamente y que era gestionado por seres del mar físicos y etéricos, los cuales tenían una organización que fluía fácil y luminosamente.

Hubo un momento determinado en que un ser con funciones de liderazgo experimentó una bajada de vibración, causando un efecto en el vórtice energético y provocando que el poro comenzara a densificarse. Fue un proceso gradual donde la capacidad de generar luz fue sustituyéndose por capacidad de generar oscuridad. Esto provocó que las aguas quedasen estancadas y perdieran su brillo, su color, su oxígeno y su vida. A la vez, también tuvo un efecto en las comunidades y los ecosistemas de la zona, incluyendo humanos, animales y seres del mar.

La guardiana del lugar, vestida de blanco y con profunda sabiduría, nos mostraba como muchos seres del mar estaban deseando el cambio de vibración que la desobturación del poro iba a traer, para así poder construir de nuevo un ecosistema rico y luminoso.

LAS FASES DE LA DESOBTURACIÓN

Nada más llegar a Turquía, una de las primeras tareas que se nos había encomendado era cargar aguas con la energía de la Atlántida y así lo hicimos usando unos cristales etéricos de este lugar. Se cargaron durante 48 horas y el segundo día añadimos también cristales físicos, creando un altar con unas cartas intencionadas para que la energía fuera cogiendo más cuerpo e intensidad.

El primer día de la playa realizamos un trabajo de apertura del chakra corazón de conectar con la alegría, el amor, la paz y la compasión, a través del canto y del movimiento. Desde ahí se abría la puerta y se creaba un lazo con el poro del Mediterráneo, para que éste hiciera llegar sus propiedades hasta el lugar. Se generó una bonita energía que dejó paso a un cielo espectacular, dividido entre la luz y la sombra.

Mar Negro después del primer trabajo energético en la playa de Eregli (Turquía).

El segundo día estuvimos durante la mañana entretejiendo ese lazo que ya se había creado y haciéndolo más fuerte y más intenso para que la energía de alta vibración del poro del Mediterráneo pudiera transmitirse con facilidad al poro del Mar Negro. La intensidad energética iba subiendo, llegando a su clímax por la tarde de ese mismo día, cuando realizamos el último trabajo energético en la etapa final de la desobturación. Cavamos un profundo agujero en la arena y vertimos allí las aguas consagradas y activadas con los cristales, preparando el terreno para lo que vendría después: depositar la piedra activada del Mediterráneo, recogida en Menorca durante nuestro último viaje.

Depositamos la piedra en el agujero y nos retiramos unos pasos para atrás tal y como nos había indicado Poseidón que debíamos hacer, ya que se preveía una onda expansiva similar a la que se crea cuando cae un explosivo. Permanecimos un rato en la playa sintiendo un rato el efecto que estaba teniendo lo que acabamos de realizar.

Aunque en nuestros cuerpos físico no lo sentimos tal y como habíamos imaginado, comenzamos a percibir como debajo del mar sí se estaba produciendo esa onda expansiva de la que nos habían hablado. Empezamos a conectar con los seres del mar que estaban sosteniendo el trabajo, con Gesla y todos los seres que se habían unido por el camino y también con los que la noche anterior habían realizado un éxodo; en ese momento nosotras no sabíamos porque se estaban marchando de sus aguas, pero ellos sí sabían que algo grande estaba ocurriendo, que un suceso impactante iba a suceder en el Mar Negro. Es común que los animales y otros seres detecten las catástrofes naturales y otros eventos importantes horas antes de que ocurran, y no fue menos en esta ocasión.

Cuando conectamos desde la playa con todo lo que estaba pasando bajo el mar, vimos una lucha que se producía entre la luz y la oscuridad y que a medida que pasaban las horas se transformó en una guerra debajo del agua. Gesla y otros seres de diferentes especies estaban ayudando a gestionar todo lo que iba ocurriendo, sosteniendo el proceso desde debajo de las aguas. Conectar con ello nos producía sentimientos encontrados, ya que por un lado veíamos cuan necesario era el trabajo, la muerte para el renacimiento, pero a la vez sentíamos el dolor de todas las almas que estaban partiendo. A lo largo de las horas de la tarde y de la noche esa guerra siguió y ya por la mañana las aguas ya estaban más calmadas.

Poseidón nos compartió que era importante que esta información llegara a todas las personas conectadas con el mar para comprender como se vivía la dualidad debajo del mar y así integrar ambas partes, sombra y luz. Nosotras deseábamos ayudar a ese proceso y sabíamos que no debíamos intervenir, así que preguntábamos que es lo que podíamos hacer y la respuesta fue muy clara: seguir abriendo el corazón, seguir vibrando en amor, seguir vibrando en alegría, unidad y paz. Nos animaron a que toda la comunidad pusiera una vela y un cuenco de agua con la intención de que llegara la luz, el amor y la paz al Mar Negro para ayudar a los seres del mar que estaban transitando este conflicto entre luz y oscuridad, iluminando el sendero.

Tres integrantes del Proyecto Coral durante la desobturación.

DESPUÉS DE LA DESOBTURACIÓN

Pasadas las primeras horas de conflicto entre la luz y la oscuridad, nos sorprendió la rapidez con la que el domingo por la mañana apareció una sensación de calma profunda y de duelo. La Luz empezó a hacerse poco a poco en el lugar y los seres que venían a instaurarla aún sintiendo el duelo de todo lo que había sucedido, con dignidad, compromiso y mucho amor, iniciaron el proceso de creación de las nuevas estructuras.

Antes de empezar el proceso de reconstrucción se había decidido en la comunidad marina que las almas que lideraran a partir de ahora fueran jóvenes, o bien almas maduras y sabias pero sin el peso del pasado. Así se fueron ubicando en los lugares de liderazgo y mando a la vez que todo era muy fluido en hermandad, colaboración y cocreación. Por la resonancia que hemos tenido de los seres del mar sentimos que ha habido un renacimiento, a la vez nosotras lo sentimos también en nuestro interior.

Aunque el tsunami energético ya había pasado, ahora queda la fase de reconstrucción, que llevará unos buenos meses. La guardiana del lugar, un ser mayor y vestido de blanco, por fin pudo entregarse al descanso después del trabajo llevado a cabo en comunidad.

1 comentario en “DESOBTURACIÓN DEL SEXTO PORO: MAR NEGRO – TURQUÍA”

  1. Hermoso y valioso esfuerzo que habéis hecho para ayudar a la Madre Tierra volver a respirar por sus poros! Mi admiración a los Seres de Luz que las protegieron y guiaron en todo momento. Bendiciones y abrazos de amor y Luz❤️🌟✨

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: ASOC PROYECTO CORAL.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a SITEGROUND que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver detalles...
Privacidad